Blog

EN AIRES ACONDICIONADOS, ¿QUÉ ES EL E-COAT?

nVent LATAM
10/04/2018

El electrorecubrimiento, también conocido como e-coat, es un efectivo medio de recubrimiento que provee alta resistencia a las superficies metálicas de partes industriales. Es un proceso de pintado que, en lugar de sumergirse, deposita la cobertura de pintura o laca sobre los componentes usando corriente eléctrica. A este proceso también se le conoce como electrodeposición, y puede dividirse en cuatro partes:

  1. Pretratamiento
  2. Electrorecubrimiento (e-coat)
  3. Enjuague
  4. Horneado

Pretratamiento

Antes del electrorecubrimiento, los serpentines se limpian con soluciones alcalinas para eliminar la suciedad y los aceites que pudieran haber dejado los procesos de fabricación. Después se exponen a un pretratamiento con fosfato de acero o zinc para lograr una adherencia duradera entre el electrorecubrimiento y el sustrato (tubo de cobre y aletas de aluminio) que evite que la cubierta se descarapele. Los pretratamientos añaden una capa de protección anticorrosiva para el caso de que hubiera orificios en el recubrimiento. Las piezas son enjuagadas con agua desmineralizada antes de entrar al tanque de electrorecubrimiento. El pretratamiento es una etapa crítica en este proceso pues es la base para que se produzca una adhesión confiable entre el metal y el recubrimiento.

Electrorecubrimiento (e-coat)

El electrorecubrimiento es una mezcla de 80 a 90 por ciento de agua desmineralizada y de un 10 a 20 por ciento de partículas de pintura. El agua desmineralizada actúa como transporte para las partículas de pintura, que están compuestas por resinas, pigmentos y pequeñas cantidades de solventes. El principal material que conforma la película final de pintura es la resina, que es la que provee la protección anticorrosión. Los pigmentos dan el color, brillo y también protección anticorrosión, mientras que los solventes ayudan a que la película producida tenga un acabado fino.

Debido a que la resina es un aislante eléctrico, el proceso de deposición de pintura se auto-regula y disminuye a medida que la pieza aumenta su aislamiento eléctrico gracias al recubrimiento. Al regular el voltaje, la pintura puede aplicarse a cualquier pieza con un grosor controlado. Durante el proceso de electrorecubrimiento, las partículas de pintura se depositan primero en áreas cercanas al contraelectrodo y al irse aislando de la corriente, las partículas son forzadas a unirse a las zonas recesivas, es decir las zonas de metal desvestido, para completar la cobertura. Este fenómeno es especialmente importante para recubrir los pequeños huecos entre las juntas de las aletas y los tubos, las aletas de alta densidad y las aletas de desempeño mejorado, como las aletas de formas especiales, ya que el recubrimiento penetra en todos los huecos y cubre el ensamblaje del serpentín por completo, incluyendo las orillas de las aletas y sus formas especiales, sin dejar espacios.

 Enjuague

Para mejorar la estética y mantener la eficiencia del proceso de electrorecubrimiento, la pieza debe ser enjuagada una vez que ha pasado por el proceso para eliminar el exceso de partículas de pintura que no hayan sido adheridas a la pieza, pero sigan pegadas a ella. Estos residuos son regresados al depósito de electrorecubrimiento para una cobertura de alto rendimiento.

Horneado

Las piezas se hornean después del enjuague. El horno entrecruza y endurece la resina de la capa de pintura, produciendo un acabado de alta calidad sin fugas. En la mayoría de los procesos de electrorecubrimientos la temperatura de horneado es de 375ºF (191ºC), sin embargo, hay horneados a menores temperaturas para piezas que contengan sellos, bridas o cojinetes, entre otros.

Comparado con otros métodos de recubrimiento, los beneficios del electrorecubrimiento incluyen los siguientes:

  1. Cobertura total a piezas complejas con un recubrimiento suave, consistente y flexible que penetra hasta en los huecos más profundos, incluyendo juntas entre aletas y tubos, orillas de las aletas y otros recovecos.
  2. Puede usarse en aletas de alto desempeño, como las aletas con orificios o los serpentines de alta densidad, sin degradar orificios ni aletas.
  3. El grosor de la cobertura es firme y uniforme, lo que permite que las aletas dobladas se enderecen sin despostillar o romperla.
  4. Comparado con el serpentín sin recubrimiento, aumento mínimo en la resistencia térmica gracias a la capa delgada y uniforme producida.

El proceso de electrorecubrimiento aisla completamente el serpentín de la contaminación del medio ambiente al crear una capa delgada, pero extremadamente durable y flexible, que cubre por entero la superficie del tubo de cobre y las aletas de aluminio, incluyendo orificios y cavidades en áreas de difícil acceso. Por ejemplo, en los espacios donde las aletas y los tubos de cobre entran en contacto, el serpentín logra estar aislado contra cualquier contaminante, ofreciendo protección superior en los ambientes más difíciles.

EFICIENCIA ENERGÉTICA PARA CONTROLAR LOS COSTOS DE FUNCIONAMIENTO

SPECTRACOOL SLIM FIT

Desde el funcionamiento sin filtro, hasta las certificaciones internacionales incluyendo el nuevo sistema de control de acceso remoto, el SpectraCool Slim Fit permite que la climatización de los equipos de automatización resulte sencilla para los equipos de mantenimiento y diseñadores de sistemas alrededor del mundo.

Si desea saber más acerca de nuestros gabinetes modulares llámenos o escríbanos.

Hoffman Enclosures México

Arquímedes 33-piso 1
Polanco, México D.F. C.P 11560
Office +52 (55).5280.1449  Ext. 239
nVent.com | nVent-latam.com

Comentarios cargando...